Paloma del Río

Famosa por ser la “voz” de la gimnasia desde 1987 y del patinaje artístico desde 1994, Paloma del Río es directora de programas deportivos de Televisión Española y periodista de la casa desde hace casi treinta años. Pionera del periodismo deportivo junto a Olga Viza, María Escario, Mari Carmen Izquierdo y Elena Sánchez, entre otras, Paloma defiende los deportes minoritarios y femeninos, tan maltratados por los medios de comunicación. Tiene a sus espaldas la cobertura de innumerables campeonatos europeos y del mundo así como trece Juegos Olímpicos, siete de ellos de verano y seis de invierno. En el año 2012 Paloma es premiada por la Asociación Internacional de Periodistas Deportivos como reconocimiento por ser una de las periodistas con más Juegos Olímpicos en su palmarés profesional. En esta entrevista conocemos más de cerca a la persona que hay detrás de esa “voz” que nos acompaña en las transmisiones deportivas.Paloma-del-Río-para-Jot-Down-y

Paloma, ¿Cómo es tu relación con el municipio de Majadahonda?

 Resido y hago mi vida en Majadahonda, aunque trabajo en los estudios de Torrespaña. Mis abuelos compraron un terreno en la carretera del plantío, en el año 1928, y actualmente tengo mi residencia en esa zona. He visto crecer el municipio desde que era un pueblo por el que pasaba la familia Labrandero, una vez por semana, para traer la fruta, hasta la peatonalización de la Gran Vía. Majadahonda ha crecido muchísimo y me siento muy cómoda viviendo aquí.

 

¿Qué te impulsó a ser periodista?

 Al principio, cuando terminé el bachillerato, estaba muy desanimada y no tenía muy claro que estudiar. Decidí tomarme un año sabático y aproveché para hacer un curso de inglés y otro de auxiliar de clínica, con el que conseguí una plaza para trabajar en el turno de noche de la UVI de la Clínica Ruber de Madrid. Con una situación más regularizada y la ayuda económica que aportaba en mi casa, decidí retomar mis estudios. Primero hice COU y después me matriculé en Periodismo en la Universidad Complutense de Madrid. Creo que fue mi carácter curioso lo que hizo que me decantara por esta profesión.

 

¿Cómo fue tu paso por la Universidad?

 Por un lado fue una experiencia agotadora físicamente porque yo seguía trabajando en la clínica por las noches, durmiendo apenas cuatro horas y recibiendo clases en la facultad por las tardes. Estudié unas treinta asignaturas, la mayoría de cultura general, y que no me sirvieron para aprender el oficio propio del periodista. Sin embargo recuerdo grandes momentos junto a compañeros, que a día de hoy siguen trabajando como profesionales de la comunicación como son Vicente Vallés, Ramón Tijeras, Fran Llorente, Fran Sevilla, Teresa Viejo o Miguel Ángel Nieto Solís, entre otros.

 

¿Cómo entras en Televisión Española?

 En 1986 el Instituto de Radiotelevisión Española ofreció diez becas para realizar prácticas con ellos, y como había tenido un buen expediente académico porque me gustaba estudiar, conseguí ser una de las afortunadas. Julián García Candau, que era el director de deportes de aquel momento, me dejó formar parte de su equipo, y en noviembre de ese mismo año me ofrecieron quedarme como parte de la plantilla de RTVE. A partir de ahí fui escalando peldaños, primero como redactora base, después como directora ajunta y posteriormente como redactora jefe. En el año 2009 me nombraron directora de programas y contenidos deportivos y actualmente me encargo de la coordinación de federaciones y patrocinios.

 

Tu reconocimiento ha venido de la mano de las retransmisiones deportivas. ¿En que momento comienzas a realizarlas?

 Mi primera retransmisión fue en marzo de 1987 de un torneo de tenis de mesa que se disputaba en Sevilla. La experiencia me pareció muy bonita y unos meses después comencé a sustituir a Olga Viza y a María Escario  en las transmisiones de gimnasia artística y gimnasia rítmica, respectivamente. Olga había comenzado a presentar un programa en Barcelona los sábados por la tarde y María presentaba otro en Madrid.

 

¿Apostaron por ti desde un principio para esas retransmisiones?

Efectivamente. Les gustó mucho mi voz y creyeron que era una buena candidata para ese puesto. Después he trabajado y me he formado muchísimo para conocer perfectamente tanto el reglamento de gimnasia rítmica y artística como el de patinaje, que comencé a transmitir en 1994. Hay que ver videos, estudiar libros, hablar con entrenadores, jueces, deportistas. Este es un trabajo continuo en el que nunca terminas de aprender. Además, ahora con las redes sociales, puedes interactuar con los oyentes y corregir todo aquello que crees que es mejorable. Pero de cualquier forma estoy muy contenta con mi trabajo, que por otro lado, me resulta bastante fácil de realizar.

_P7Q1541

 

¿Cómo es la relación que tienes con los deportistas?

Tengo muy buena relación con muchos de ellos, tanto deportistas en activo como retirados (Almudena Cid, Andrea Fuentes…). Me emociono mucho al verlos competir y siento su alegría cuando consiguen medallas (la medalla de oro en los JJOO de Atlanta de 1996 al conjunto de gimnasia rítmica o la plata de Carolina Marin en Bádminton) pero también sufro su tristeza cuando se equivocan y pierden la posibilidad de subirse al podium (como fue el caso de Javier Fernández en las últimas olimpiadas).

 

¿Cuál ha sido el momento más emotivo que has vivido?

Momento emotivos hay muchos pero yo siempre destaco el de la actuación de la patinadora canadiense Joannie Rochette en los JJOO de Vancouver 2010, que consiguió la medalla de bronce, unos días después de que su madre muriera de un infarto. En una situación tan dura todos habríamos comprendido que se retirara pero ella tenía muy claro que su madre habría querido que compitiese y así lo hizo.

 

Acabas de escribir tu primer libro. ¿Cuándo saldrá publicado?

Este libro surge porque mi amiga Paloma Fidalgo, que trabaja en la revista el duende, decide hace dos años realizar un homenaje al periodismo deportivo. Me llama y me pide que la mande por escrito una valoración de mi experiencia como periodista. A partir de ahí me sugiere que escriba un libro autobiográfico para que la gente me conozca más a fondo, y no solo como la “voz” de las transmisiones de gimnasia y patinaje. Este libro, que he titulado Enredando en la memoria es un proyecto para el que tengo que conseguir en un mes 250 apoyos, no solo morales sino económicos (ocho euros para obtener el libro electrónico y 15 para obtener el electrónico y el de papel). Si lo consigo el libro podría salir publicado en septiembre

 

Periodismo, mujer y deporte son los tres pilares de tu profesión.

 Para mí son tres conceptos que no puedo separar pues soy periodista, mujer y amante del deportista y del deporte. Tengo un carácter muy optimista y soy defensora de los deportes individuales y minoritarios que necesitan ayuda. Creo, por otro lado, que la brecha de ese mundo de periodistas deportivos masculinos se esta rompiendo y que actualmente hay cada vez más mujeres que nos dedicamos a esta profesión y espero que siga creciendo el número.

Autor entrada: MTEVA