“Patria”, de Fernando Aramburu, Premio Umbral al Libro del Año

Dotado con 12.000 euros, el premio que otorga la Fundación F. Umbral cumple su VI edición.

Un jurado formado por Manuel Llorente, redactor jefe de Cultura de El Mundo; César Antonio Molina, escritor y exministro de Cultura; Fanny Rubio, escritora y catedrática de Literatura de la Universidad Complutense de Madrid; Santos Sanz Villanueva, crítico y catedrático de Literatura de la UCM; Fernando Rguez. Lafuente, director de la Revista de Occidente; Carlos Aganzo, poeta y director de El Norte de Castilla; y Juan Cruz, adjunto a la dirección de El País, decidió conceder el Premio al escritor guipuzcoano Fernando Aramburu, por su novela “Patria”, editada por Busquets, y que con más de 150.000 ejemplares vendidos va camino ya de su décima edición.

Patria1

El pasado 8 de mayo, en un acto celebrado en la Real Casa de Correos, sede de la Comunidad de Madrid, y ante un auditorio abarrotado de personalidades del mundo de la cultura y la política, se le hizo entrega del galardón al escritor Fernando Aramburu del Premio Umbral al libro del año. Estuvieron presentes, entre otros, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy;  la Presidenta del Congreso, Ana Pastor; los Ministros de Interior y de Educación y Cultura; la presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes; el Alcalde de Majadahonda, Narciso de Foxá y el equipo de gobierno municipal junto a los concejales de los distintos grupos políticos, así como la Presidenta de Honor de la Fundación, María España, viuda de Umbral.

También las víctimas del terrorismo estuvieron presentes en el acto, representadas por Mari Mar Blanco,  Teresa Jiménez Becerril o Consuelo Ordóñez, tres mujeres que tienen en común haber perdido a un hermano a manos de la banda terrorista ETA.

“Una mujer cuyo marido ha sido asesinado por ETA exige que sus asesinos le pidan perdón”. Ese es el germen de Patria, la novela por la que Fernando Aramburu ha recibido este galardón.

Patria es el relato de la tragedia de dos familias vecinas de un pueblo de Euskadi que verán quebrada su amistad cuando la banda criminal ETA se cruza directamente en sus vidas. Una novela de más de 600 páginas que encierra medio siglo de violencia.

Aramburu refleja aquella época pasada de los peores años de la banda con “sufrimiento, lágrimas, viudas, huérfanos, muchedumbres aclamando a los agresores, silencio y complicidades, crueldad y miedo”. Una visión muy diferente a la actual situación de localidades como San Sebastián, hoy sin la crispación y el miedo de décadas atrás, pero donde tampoco pueden verse placas que recuerden lo ocurrido. Se trata de combatir ese olvido, en palabras del autor, aunque piensa que “las heridas todavía están abiertas y supurantes. Euskadi necesitará tiempo para mirar de frente a su historia y componer totalmente el relato veraz de lo sucedido”. Por esta razón se decidió a escribir Patria, para “colocar al individuo, al ser concreto, con sus nombres y apellidos, en la historia con sus circunstancias inmediatas”.

“El objeto de mi mirada se corresponde, desgraciadamente, a una realidad sangrienta y criminal. Una visión primordialmente literaria a la que no le falta el compromiso ético determinado por la solidaridad con las víctimas del terrorismo”, afirmó Aramburu.

Nacido en San Sebastián, en 1959,  aunque desde 1985 tiene en Hannover, Alemania, su residencia habitual, en su discurso de agradecimiento el autor justificó su mirada literaria sobre el terror de ETA como una “exigencia personal” de quien ha crecido en Euskadi,  “Una deuda con las gentes de mi tierra, entre los que me crié y me fui haciendo la persona que soy”.

Víctimas, asesinos, autobuses ardiendo, la lluvia, el dolor, la cobardía y la muerte se cruzan y persiguen en esta novela. Como dijo el Presidente Rajoy en su intervención, “todas las personas que aparecen en ella son reales, existieron. Todos los hechos tuvieron lugar. Patria sirve para saber qué ocurrió. Para distinguir el bien y el mal y lo que una persona nunca debe hacer”.

“Una eficaz vacuna contra aquellos que quieren reescribir la Historia”, según la Presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, porque Patria es un libro contra el olvido y contra aquellos que quieren blanquear lo que ocurrió con el terrorismo.

“Lo mínimo que se merecen las víctimas del terrorismo es que la banda pida perdón y se disuelva”, declaró el alcalde de Majadahonda,  Narciso de Foxá.

Patria no solo se ha convertido en un rotundo número uno en ventas durante la pasada temporada, además no ha dejado de cosechar reconocimientos y premios por doquier, como el Premio de la Crítica 2016 en lengua castellana, que otorga la Asociación Española de Críticos Literarios. Aramburu confiesa estar preparado para “gestionar ese éxito”, entre otras cosas porque le ha llegado a una edad madura, cuando ya tiene bastante obra a sus espaldas.

Licenciado en Filología Hispánica por la Universidad de Zaragoza, Fernando Aramburu fue profesor de lengua española en Alemania hasta 2009, año en que abandonó la docencia para dedicarse de lleno a la creación literaria. Además escribe colaboraciones en prensa y algunas de sus obras están traducidas y publicadas fuera de España.

En 1996 publicó Fuegos con limón, novela basada en sus experiencias juveniles con el Grupo CLOC, de Arte y Desarte, que entre 1978 y 1981 editó una revista e intervino en la vida cultural del País Vasco, Navarra y Madrid.

En 1997 recibe el Premio Ramón Gómez de la Serna.

En 2000 publica Los ojos vacíos, primer libro de su Trilogía de Antíbula. Un año más tarde, en 2001, el escritor será galardonado con el Premio Euskadi. 

En 2003 se publica su novela El trompetista del Utopía, que en 2007 el director Félix Viscarret adaptó al cine estrenándose con el título de Bajo las estrellas, ganadora de dos premios Goya. Una película protagonizada por Emma Suárez  y Alberto San Juan y producida por Fernando  Trueba.

En 2005 publica el segundo libro de su trilogía, Bami sin sombra.

En 2007, con su novela Los peces de la amargura, se adentra por primera  vez en el llamado conflicto vasco. Con esta obra consigue el Premio Mario Vargas Llosa NH, el Premio Dulce Chacón y el Premio Real Academia Española.

En 2011 publica Años lentos, obra que consigue el Premio Tusquets de Novela y el Premio de los libreros de Madrid.

En 2012 Viaje con Clara por Alemania. Y un año después, con La gran Marivián, Aramburu cierra su Trilogía de Antíbula.

En 2014 publica Ávidas pretensiones, Premio Biblioteca Breve. Y ya en 2016, la obra que le ha hecho merecedor del Premio Francisco Umbral al libro del año, Patria.

Autor entrada: MTEVA