Minimalismo para principiantes

El minimalismo está de moda. ¿Será porque tras décadas de consumismo excesivo estamos saturados?, ¿será porque se está creando una verdadera conciencia ecológica?, ¿será porque queremos sentirnos más libres? Esta tendencia va más allá de unos simples cambios estéticos o decorativos, se trata más bien de un estilo de vida.

Original file 160810_HM_7OG_0003_163.CR2 imported 20160810-23:10:20 by magnusbergqvist using Image Import v.8.11.

Buscar la felicidad en nuestro interior y no a través de objetos externos es el lema de muchos nuevos minimalistas. Hablamos pues de nuevos minimalistas ya que, la mayoría son personas que, tras haber sido grandes consumidores durante mucho tiempo, han llegado a la conclusión de que ese hábito no les hace felices. Por otra parte, la preocupación sobre el medio ambiente, así como sobre la supuesta escasez de recursos nos lleva a preguntarnos qué sentido tiene ir acumulando cosas que no necesitamos. Para finalizar, la posesión de una gran cantidad de objetos puede llegar a abrumarnos debido a que estos necesitan un espacio y unos cuidados que tal vez nos estemos negando a nosotros mismos. Acabamos preguntándonos si nosotros poseemos las cosas o si son las cosas las que nos poseen a nosotros.

Lo cierto es que adaptar nuestros hábitos de consumo y la distribución de nuestros espacios al minimalismo no es una tarea fácil. Sin embargo, tal y como decía Charles Dickens, el hombre es un animal de costumbres. A continuación, te damos una serie de consejos para empezar:

1) Menos shopping innecesario

¿Quién no ha sentido alguna vez la necesidad imperiosa de irse de compras? En muchas ocasiones, estas ganas locas vienen motivadas por la necesidad de llenar un vacío que no es material. La próxima vez que te ocurra esto, pregúntate por qué te está pasando e intenta localizar el verdadero problema. Si no lo haces, puede que cuando vuelvas de tu sesión de shopping te sientas aún peor por todo lo que te has gastado en cosas que no necesitas.

La gurú del minimalismo Jenny Mustard nos aconseja que nos hagamos una serie de preguntas a la hora de comprar una prenda: ¿La necesito realmente? ¿Se pasará de moda en seis meses? ¿La compraría si costase el doble? –  así sabrás si la estás comprando únicamente por su buen precio-. De cara a “convertirnos” al minimalismo, la youtuber nos recomienda una serie de reglas como sólo comprar una prenda al mes, deshacernos de algo que ya tengamos cada vez que compremos un objeto nuevo o esperar al menos 24 horas para comprar algo desde que lo vemos por primera vez.

2)Limpieza de armario

El armario, ese lugar en el que lo metemos todo y en el que no encontramos nada. Muy frecuentemente compramos ropa que no nos ponemos y erróneamente creemos que si la guardamos, acabaremos dándole un uso. Nos cuesta aceptar que ya hemos malgastado ese dinero. Para despejar tu armario, te recomendamos que te inspires en este proceso:

  1. Una buena forma de comenzar la limpieza es preguntarte cuál es tu estilo y hacia dónde se dirige, y a partir de ahí puedes empezar a pensar en looks completos.
  2. Posteriormente responde a la cuestión: ¿Cuáles son mis prendas preferidas? Elige un número razonable y sepáralas del resto. ¡Todo lo demás es negociable!
  3. Pruébate la ropa. Puede que últimamente tu cuerpo haya cambiado o simplemente ahora prefieras la ropa menos ajustada o viceversa.
  4. Admítelo: no te vas a poner una camiseta manchada de aceite. Por más enamorada que hayas estado de una prenda, si está en mal estado, deshazte de ella. También puedes engañarte pensando que irás a cambiar la cremallera de aquellos vaqueros que te quedaban tan bien pero… ¡No lo harás!
  5. ¿Estoy cómoda? Cuando un vestido no te deja respirar, no te lo pones. ¿Puedo caminar? Aunque parezca una pregunta absurda, lo cierto es que todas las mujeres tenemos zapatos imposibles en nuestros armarios. Es de una lógica aplastante: si te duelen, tíralos.
  6. Cuando tengas alguna duda pregúntate a ti misma ¿si lo viera ahora en una tienda, lo volvería a comprar? ¿refleja el estilo que quiero llevar? Probablemente esas mini faldas tableadas que tanto adorabas en el instituto ya no son un must para ti.
  7. Permítete algún recuerdo sentimental, pero no demasiados. Intenta no aferrarte a tu pasado en lo que a moda se refiere porque en muchísimos momentos especiales de tu vida ibas vestida.

Autor entrada: MTEVA