JOSÉ LUIS MARTÍNEZ – Ciclista de élite MTB

Por Javier Ventura

Hace tres años, estableció el record en la TransCam Non Stop, dando la vuelta a la Comunidad de Madrid en su bici MBT en 39 horas y 1 minuto, recorriendo 640 kilómetros con un desnivel acumulado de más de 9.000 metros. Un año más tarde y a beneficio de la fundación Alcer, este ciclista residente en Majadahonda culminó otra gesta deportiva aún mayor, la TransCastilla Non Stop. 840 kilómetros pedaleando día y noche durante más de 60 horas, en una ruta que pasaba por Segovia, Soria, Burgos, Palencia, Valladolid, Zamora y Salamanca. En pocos días, a sus 48 años, afrontará el desafío más importante de su carrera deportiva. Más de 1.000 Km sin parar, del 17 al 20 de junio.

 

JOSE LUIS 1

Nos citamos con José Luis a mediodía en el restaurante Chapoo, en la carretera de Majadahonda a Villanueva del Pardillo, un sitio tranquilo y rodeado de naturaleza frecuentado habitualmente por aficionados a la MBT, para que nos cuente acerca de su próximo reto deportivo y nos enseñe la bicicleta con la que piensa realizarlo. Nos cuenta que este tipo de bicicletas son muy caras y que la suya concretamente, tal como está equipada, puede llegar a costar más de ocho mil euros. Solo las ruedas de carbono cuestan más de dos mil. Nos dice que cada repuesto cuesta un dineral y que para prepararla ha tenido que pedir alguna pieza que se la han tenido que enviar desde Francia o de Alemania, porque de otro modo, no las encuentras por ningún sitio debido a la gran demanda y al boom que vive este deporte.

Con esta bici, José Luis afrontará los más de 1.000 kilómetros que le llevarán el día 17 de junio a las 20,00h a partir desde Guadalcanal, pueblo de la sierra norte de Sevilla, de donde era su padre, hacia Colmenar de Montemayor, el pueblo de su madre, pasando por Plasencia, para continuar hasta Salamanca, ciudad natal de su mujer, y desde allí hasta Ávila y directo hacia Campamento, en Madrid, donde José Luis vivió su niñez y adolescencia, para culminar en Majadahonda, donde trabaja y vive con su familia desde hace 18 años y donde el matrimonio decidió tener y criar a su único hijo. A su llegada, aquí en Majadahonda, el día 20 a las 17,00h, está previsto que le reciba el alcalde J.L. Álvarez Ustarroz junto con el concejal de Deportes. También la televisión cubrirá la información de su llegada.

JOSE LUIS 6

Esta aventura refleja mi propia vida. Poco antes de morir mi madre, le prometí que haría un reto donde uniría estos lugares tan importantes en la historia de mi familia.

José Luis es una persona sensible, sentimental y muy unido a la familia. En 2014 le diagnosticaron un cáncer a su mujer, del que afortunadamente ya está recuperada. Fue entonces cuando le dijo que iba a hacer algo muy especial para ella y recorrió los 840 kilómetros de la Transcastilla Non Stop.

JOSE LUIS 3

A día de hoy, es el máximo de kilómetros que se ha hecho sin parar de verdad. Hay gente que hace retos similares pero lo hacen parando para descansar. Para mí eso no se puede considerar un reto Non Stop. Para mí es estar como yo estuve más de 60 horas sobre la bici sin dormir. Es muy duro. A partir de los 700 kilómetros ya no eres persona. Se te quitan las ganas de comer y de ir al baño. Los geles y las barritas que tomas te provocan eso. Además coincidió con una ola de calor muy fuerte en toda España, con temperaturas de casi 50 grados. Llegó un momento en que me ardía la faringe y ya tuve que pararme un momento para refrescarme porque me costaba hasta respirar.

JOSE LUIS 4

Para conseguir este nuevo reto, le acompañará un grupo de amigos que se van turnando para hacer kilómetros junto a él, además de un vehículo caravana que le da la cobertura necesaria cuando pasa por las poblaciones marcadas.

Sí, porque nosotros hacemos todo por caminos y cuando vas por un camino no sabes nunca con qué te puedes encontrar, a pesar del los trak que tienes marcados en el gps. La bici por carretera no tiene nada que ver.  Cuando sales a entrenar y haces 30 kilómetros por un camino o un monte, es un buen entrenamiento. Los mismos kilómetros en carretera no te sirven ni de calentamiento.

José Luis empezó a practicar atletismo a los 15 años, compitiendo en carreras de fondo, 5.000 y 10.000 metros en pista y cross. Después se pasó al triatlón pero pronto le pareció poco y en solo tres meses, cuando lo normal suele ser un año, se preparó para competir en una prueba del Ironman, quedando en el puesto 17º. Una lesión grave en la espalda le llevó dejar otras disciplinas deportivas y decantarse por la bici exclusivamente.

De niño nunca tuve bici. Mi madre no podía permitirse comprármela. Mi primera bicicleta la compré ya con 23 años. Era una bici de montaña que me costó unas 200.000 pesetas que tuve que estar ahorrando durante mucho tiempo.

José Luis es conductor de autobuses en la empresa de transportes Llorente. Entrena 5 o 6 días por semana al salir del trabajo. Le gusta ir en bici por caminos, no por carretera. Asegura que hay montones de caminos increíbles por todos lados y que puede irse desde su casa de Majadahonda hasta Salamanca sin tener que pisar más de 500 metros de carretera.

JOSE LUIS 5

Conozco muchas rutas y caminos que la gente alucinaría. Hay un sitio donde me encanta subir, que es el monte de san Juan de Malagón, cerca de El Escorial en dirección al puerto de Abantos. Es una subida de 8 kms, con rampas de hasta un 20%, muy duras hasta para los que suben en una bici eléctrica, pero cuando se llega arriba es una auténtica maravilla.

Aunque sin la adecuada preparación sería imposible superar este tipo de retos tan extremos, la condición física innata de José Luis es un factor que le hace especialmente idóneo para enfrentarse a niveles de esfuerzo tan grandes.

Nunca he fumado y tampoco bebo alcohol. No pruebo ni la carne ni el pescado. Huevos sí tomo. Como mucha verdura y frutas. Sí intento cuidarme un poco. Puedo aguantar hasta 4 días sin dormir. Tengo 28 pulsaciones por minuto en estado de reposo. Que el corazón bombee tanto, hace que mi desgaste sea menor y que recupere bastante bien.

La ayuda de los patrocinadores resulta también fundamental para acometer este tipo de desafíos. José Luis se muestra muy satisfecho con las firmas que le vienen apoyando desde hace tiempo en sus aventuras, aunque se lamenta de que al no ocuparse más de las redes sociales,  sus retos no tengan toda la repercusión que merecerían.

En esta ocasión he contado con la colaboración del grupo AMS Conde Skoda, Poliéster Resada, Carpisa Foods, Bicicletas El Bicho a quienes agradezco todo su apoyo así como a Raquel Ballesteros, sin la cual no hubiese podido sacar tiempo para entrenar el reto.

JOSE LUIS 2

Por otro lado está el reto solidario, siempre en la mente de este deportista. Esta vez se trata de recaudar fondos para la Fundación Aladino, que se ocupa de los niños y adolescentes enfermos de cáncer. Por otro lado, la fundación Alcer de Salamanca, y su club deportivo, como ya hicieran en su anterior reto de la Transcastilla en 2019, le acompañarán de nuevo en parte del trayecto.

Más que el calor, que tuvo que padecer en su desafío anterior y que dice soportar bastante bien, a José Luis le preocupa el viento.

El calor del día o el frío de la noche es algo que doy por hecho, y lo llevo bien porque la temperatura del cuerpo se autorregula. Pero contra el viento no puedes hacer nada. Espero que sople del sur. Si llevamos el viento de cola sería perfecto. Si sopla de cara, cada kilómetro se te hace mucho más duro.

Nos confiesa que no cree que vuelva a hacer otro reto después de este. Que más de 1.000 kilómetros ya es una locura. Lo haga o no, le deseamos toda la suerte del mundo a José Luis y que la fuerza le acompañe durante todo el camino. Le estaremos esperando en Majadahonda.

Autor entrada: MTEVA