Hugo Rodríguez y David Córdoba, y sus prebenjamines

Buenos resultados y aprendizaje.

Los prebenjamines del CF  Rayo Majadahonda, que juegan en la Liga federada, están logrando unos esplendidos números y sobre todo están adquiriendo unos valores muy importantes para el fútbol y para la vida

P1130758

Los entrenadores de los  equipos Prebenjamines A y B del CF Rayo Majadahonda, Hugo  Rodríguez y David Córdoba, están cuajando una grandísima temporada con sus chicos. Ambos equipos compiten  en la Liga de la Real Federación de Fútbol de Madrid, Prebenjamín de Fútbol 7, en el grupo 65.

El Prebenjamín A de Hugo  Rodríguez  actualmente  está invicto con siete victorias en siete partidos, setenta y ocho  goles a favor y tan solo un gol en contra. Unos datos increíbles: “Los chicos han mejorado mucho, aunque vayamos los primeros y ganar no sea el objetivo primordial, están muy contentos”, comenta el entrenador del Prebenjamín A.

Por su parte, David  Córdoba, y el  Prebenjamín B están logrando unas cifras muy buenas también: cinco victorias, un empate y una derrota. La derrota precisamente fue ante el Prebenjamín A en la primera jornada de Liga. Treinta y seis  goles a favor y once en contra. David está muy contento ante los resultados de su equipo: “Está siendo mejor de lo esperado. Las sensaciones al principio de temporada eran muy buenas, pero los chicos están compitiendo muy bien y lo están superando con creces”.

Después de los chupetines, los Prebenjamines son los más peques de la escuela del  CF Rayo Majadahonda. Este año, para ellos, es el primero de competición y es algo nuevo: “Es el primer año que juegan, es el primer equipo del que forman parte y eso se nota mucho. Se hace mucha piña, mucho grupo”, comenta David.

Hugo, por su parte,  añade: “El año pasado hacían muchos ejercicios de técnica individual, de coordinación… pero este año al jugar partidos y participar en torneos, aprenden otro tipo de valores sociales, aprenden lo que es la amistad, lo que es el trabajo en equipo, lo que es el esfuerzo para ayudar al compañero… en definitiva, otros conceptos que hasta ahora no habían conocido”.

Es una etapa muy específica e importante y David  Córdoba, así lo transmite: “Lo más importante en estas edades es que se diviertan, que hagan amistades, que crezcan tanto deportivamente como en valores sociales, y  que terminen el entrenamiento y digan “jo, ¿ya se ha terminado?”. Eso es lo que más te llena como entrenador”.

Los niños y su inocencia en la edad de Prebenjamín te hacen sumar momentos mágicos. Hugo explica que están en edades fantasiosas y que por ejemplo, se pelean por ser el número 7 o 9, o se pelean por ser el capitán.

En el ecuador de la temporada, a los entrenadores se les pregunta por los objetivos a final de la misma. Para ellos, el objetivo se verá cumplido si al final del curso se ve que los niños han evolucionado y, por supuesto, que terminen contentos: “Que el año que viene quieran seguir en el Rayo Majadahonda será un signo de que el trabajo se ha realizado correctamente”, argumenta Hugo.

Lejos de los resultados, que es cierto que están acompañando, lo importante y primordial es que aprendan y se diviertan.  Ese es el objetivo fundamental en esta categoría.

 

Autor entrada: MTEVA