Blanca y Diana. Presidenta y gerente del Círculo de Empresarios de Majadahonda

Los empresarios majariegos pueden sentirse tranquilos y seguros de que sus intereses descansan en buenas manos. Su Presidenta desde hace 2 años, Blanca López Beltrán, se doctoró en Filosofía y Ciencias de Educación por la Universidad Complutense de Madrid y es la fundadora y propietaria desde 2002 de Studio Pilates, un centro especializado en la salud física, pionero en España del método Pilates. Por su parte, Diana Martínez Calvo, licenciada en Derecho por la Universidad Francisco de Victoria, conoce como nadie todo lo referente al Círculo de Empresarios en su calidad de gerente durante más de 8 años, de 2006 a 2011, y de 2017 a la actualidad.

A Blanca y a Diana, la crisis del Covid las ha puesto frente al mayor reto que ha tenido esta asociación empresarial, seguramente, desde su creación en 2004. El Círculo de Empresarios lleva 16 años siendo la mejor correa de transmisión entre los empresarios  majariegos y la administración local. Representa a sectores tan diversos como la hostelería, el comercio, empresas de servicios, despachos profesionales o trabajadores autónomos, con alrededor de 200 asociados actualmente, que saben a quien pueden acudir para resolver cualquier problema que tengan con su ayuntamiento. «La gente está siendo más cada vez más consciente de lo importante que es asociarse, unirse, y hemos recibido muchas solicitudes de alta en el Círculo en los últimos meses, pero en este momento tan difícil nuestro compromiso es escuchar y ayudar a todos los empresarios de Majadahonda, y así lo hemos hecho”.

El estado de alarma decretado por el gobierno de España a mediados del mes de marzo supuso para nuestro municipio, como para el resto del país, el encierro en casa de toda la población, la paralización casi absoluta de la actividad comercial y el cese forzoso de la inmensa mayoría de sus negocios. Nunca habíamos visto una Majadahonda semejante, tan desolada, tan desierta como en aquellos meses de severas restricciones, ni en el peor día de agosto del más caluroso verano del que tengamos memoria. Fueron más de 90 días de durísimo confinamiento, sobre todo para los vecinos menos favorecidos, familias que viven en unos pocos metros cuadrados compartiendo piso, personas sin trabajo ni subsidio o trabajadores en ERTE, desesperados por el retraso de una administración colapsada que no ingresa sus pagas puntualmente. Al poco tiempo, ya eran habituales las colas cada mañana en los servicios sociales para poder llevar algo de comida a casa.  “Durante esos días, estuvimos colaborando con Cáritas, llevando alimentos y productos de primera necesidad que habían sido donados solidariamente por varios socios del Círculo, entre hosteleros y comerciantes del mercado de Majadahonda”.
DSC_0180

Las consecuencias económicas de esta pandemia que estamos padeciendo están siendo devastadoras para muchos empresarios, por lo que toda ayuda es poca cuando se trata de salvar el mayor número posible de negocios y de puestos de trabajo. El ayuntamiento de Majadahonda destinará  500.000 euros del presupuesto en varias anualidades,  y lo canalizará a través dell Círculo de Empresarios que se encargará de realizar las acciones de dinamización y las ayudas a empresarios conforme a las pautas que marque el convenio de colaboración que se suscribe anualmente “Somos la asociación de empresarios en activo más representativa de Majadahonda, por eso el ayuntamiento pensó que nosotros podríamos canalizar adecuadamente estas ayudas”.

La buena relación existente entre el ayuntamiento de Majadahonda y el Círculo de Empresarios, con quien viene suscribiendo convenios de colaboración desde hace más de una década, ha permitido a sus respectivos representantes estar en permanente comunicación, incluso durante el estado de alarma. «Estamos continuamente en contacto con distintos miembros del equipo de gobierno, sobre todo con la concejal  Silvia Saavedra, por las competencias que de ella dependen, pero también directamente con el alcalde, José Luis Álvarez Ustarroz que está muy sensibilizado con la necesidad de ayudar al comercio de proximidad. Las empresas dan vida a esta ciudad y son su motor económico. El ayuntamiento sabe lo importante que son y los momentos delicados que están viviendo”.

Durante los días previos a comenzar la desescalada, el Círculo de Empresarios recibió cerca de 400 solicitudes de material higiénico sanitario. Proporcionó a muchos empresarios la desinfección de sus locales y les suministró todo el material para reemprender la actividad: mascarillas quirúrgicas, mascarillas FFP2, felpudos desinfectantes, guantes desechables, pantallas de protección individual o el gel hidroalcohólico. También se les dio cartelería informativa para exponer en sus locales y los soportes de gel para uso de sus clientes. “Todos llevábamos mucho tiempo cerrados. Se trataba de que pudiéramos reabrir los negocios en cuanto nos lo permitieran, pero con todas las garantías de seguridad para nuestros clientes y para nuestro personal”. También a los vendedores del mercadillo de Majadahonda les suministraron los materiales necesarios y el ayuntamiento tomó todo tipo de medidas para que pudiera volver a funcionar normalmente.

Nuestras protagonistas han estado muy atentas al sentir de la calle durante estos meses, desde que se fueron abriendo nuevamente los negocios. Afirman que hay locales que después del estado de alarma ni siquiera han vuelto a levantar la persiana, pero que también se ha inaugurado algún negocio nuevo. Igualmente comentan que ha habido sectores que han salido más perjudicados que otros. Comentan que muchos puestos del emblemático Mercado vivieron una especie de bum durante el confinamiento, aunque es verdad que todo el sector de la alimentación vio incrementar sus ventas durante esos 3 meses en los que casi todo el mundo desayunaba, comía y cenaba en casa diariamente. Con las tiendas de ropa pasó un tanto de lo mismo, hasta que volvieron a abrir los grandes centros comerciales, donde la afluencia de público aún está muy por debajo de lo que era habitual antes de estallar la pandemia.

En la hostelería, por su parte, recién comenzada la desescalada también se pudo apreciar un gran movimiento de clientes por las terrazas, sobre todo en la Gran Vía. Es normal que la gente tuviera tantas ganas de volver a salir, de verse, de reencontrarse. Después, las limitaciones de horarios y aforos, según se volvían a producir más contagios, ha puesto a los bares y restaurantes otra vez en una difícil situación, por no hablar de los negocios dependientes del ocio nocturno, que directamente se hayan visto en la obligación de cerrar. «Desde el primer momento le hemos pedido al ayuntamiento que deje trabajar a los hosteleros, que es un sector ya lo bastante castigado. El alcalde permitió ampliar el espacio de las terrazas cuando el aforo se reducía por decreto al cincuenta por ciento, pero hay vecinos que no son muy comprensivos con la situación y protestan. La hostelería está haciendo un esfuerzo enorme y, en general, todos están cumpliendo con las medidas, los horarios, la distancia, el aforo, el gel, las mascarillas…», afirma la gerente del Círculo. En un intento por paliar las consecuencias de la suspensión de las fiestas locales, lo que para muchos bares y restaurantes ha supuesto una importante merma en sus ingresos, un grupo de hosteleros acordaron con el Círculo de Empresarios organizar una ruta de las tapas, a semejanza del concurso que el ayuntamiento organiza cada año coincidiendo con las fiestas patronales. Esta acción comercial, “De Tapa  en Tapa”, se ha desarrollado sin incidencias y ha tenido muy buena respuesta por parte de los vecinos de Majadahonda a lo largo de las dos semanas que ha durado.

Los gimnasios, los centros de estética, las consultas médicas, los centros de fisioterapia,  y el comercio en general también están pasando por muchas dificultades desde que abrieron, como bien atestigua Blanca, propietaria de Studio Pilates, en el Tutti Centro. «Hemos extremado las medidas de seguridad y de higiene, pero muchas clientas de siempre pasan por delante de la puerta, se asoman, te saludan y dicen que no se atreven a entrar, que tienen miedo. La gente está muy asustada, hay demasiada desconfianza, mucha incertidumbre y mucha de la información que nos llega es muy confusa. Nadie sabe muy bien qué hacer«, lamenta la presidenta.

En este escenario en el que estamos, es fundamental el papel que viene desempeñando el Círculo de Empresarios. A través de email, whatsap o las redes sociales, el Círculo está permanentemente desarrollando campañas informativas y actualizando los continuos cambios normativos que tantas dudas generan entre los empresarios. “En estos momentos, la información es de extrema importancia tanto para los negocios como para sus clientes, que deben ir recuperando la confianza y volver a comprar y consumir en ellos. Estamos trabajando también en una campaña de dinamización del comercio local con entrevistas, videos y reportajes para dar visibilidad a empresas de todos los sectores, y se materializará en una revista digital, Vive Majadahonda, y en un pequeño boletín mensual en formato papel”.

DSC_0217

El auge del comercio on line y de empresas como Amazon, pone de manifiesto que los hábitos de consumo de la sociedad están cambiando a toda velocidad, sobre todo de la gente más joven, que destaca la ventaja de comprar desde un ordenador o cualquier dispositivo móvil el producto deseado y tenerlo al poco tiempo a la puerta de casa. Esta es hoy, pandemias aparte, la gran amenaza del pequeño comercio. “Sí, somos conscientes de ello. Y si no fuera por el pequeño comercio y la hostelería, qué sería del centro de Majadahonda. Por eso queremos poner en marcha una plataforma de venta on line, Market Place Goveo Majadahonda,  que será gratuita para todos aquellos comercios y otros negocios locales que quieran sumarse a ella”.

Más allá de su papel como interlocutor con el ayuntamiento, desde su fundación, el Círculo de Empresarios ha estado siempre en plena actividad y lleva muchos años organizando y desarrollando todo tipo de campañas en favor del pequeño empresario local, con acciones de dinamización en el centro de Majadahonda que han dado resultados muy positivos. La hora de parking gratuita, las pantallas de publicidad de Gran Vía, las ferias y mercadillos, la guía del comercio, la tarjeta de fidelización, las Noches Blancas, el tren de la Navidad, etc.

“No es solo el centro de Majadahonda, hay otras zonas comerciales que hay que tener en cuenta y vamos a promocionar: Azata, El mercado de Majadahonda, Las Huertas, el Zoco y la Avenida de España… Ese es el objetivo de la campaña Yo Compro en Majadahonda, que estamos actualmente desarrollando y que incluye también a otro tipo de negocios como academias de baile, gimnasios, centros de yoga, Pilates, etc. Todo lo que hacemos va encaminado en una misma dirección, la sensibilización de los vecinos con el comercio de proximidad y el pequeño negocio local, que son los que realmente necesitan apoyo. Por eso animamos a todos los empresarios de Majadahonda a que se sumen al Círculo de Empresarios. Cuantos más seamos y más unidos estemos, más cosas podremos hacer y más fuertes estaremos”.

Autor entrada: MTEVA